NOTICIAS

22.04.2020 | Gobernación

CAPITANICH REACTIVÓ OBRAS PÚBLICAS Y PRIVADAS PARA LA CONSTRUCCIÓN DE VIVIENDAS EN LA PROVINCIA

El gobernador recorrió unas 87 viviendas, donde se realizan tareas previas para recibir a las y los trabajadores que volverán a la actividad desde el próximo lunes. En la provincia, el sector de construcción emplea a más de 5.000 personas. Capitanich aseguró que exigirá a las empresas constructoras cumplir estrictamente los protocolos de cuidados ante el coronavirus.

El gobernador Jorge Capitanich reactivó obras públicas y privadas para viviendas este miércoles, mediante una recorrida, junto a la vicegobernadora Analía Rach Quiroga, que incluyó la obra del edificio Mapic, 25 viviendas del programa federal Techo Digno y otras 62 en el parque Autódromo. La reactivación de las obras será gradual y con todas las medidas de seguridad necesaria hasta que las y los 5.000 trabajadores de toda la provincia retomen sus puestos laborales.

“Estamos generando todos los mecanismos para que en el menor plazo posible las familias puedan disfrutar de sus nuevas viviendas. Sabemos lo importante que es llevar un poco de alegría a chaqueños y chaqueñas en estos tiempos tan difíciles que nos toca vivir”, aseguró el gobernador, quien consideró fundamental “volver a reactivar la construcción para la economía de nuestra provincia”, tras felicitar a las y los trabajadores de la construcción en su día.

En ese sentido, Capitanich señaló que “la pandemia provocó una parálisis en la economía, y la industria de la construcción no es ajena a esto. Por eso hoy estamos promoviendo la recuperación de la actividad económica de la provincia”. Capitanich remarcó que las empresas deberán cumplir con todas las medidas de protección y de prevención para cuidar la salud de los trabajadores, técnicos y profesionales involucrados en las obras.

“De a poco vamos cumpliendo los sueños de más familias chaqueñas que se vieron afectadas por esta pandemia que tanto daño está realizando en el mundo”, comentó el presidente del Instituto de Desarrollo Urbano y Vivienda (IPDUV) Diego Arévalo, tras remarcar la importancia que tiene la reactivación de la construcción para el empleo.

En este sentido informó que, además, se reinició la construcción de viviendas en Fontana, Lapachito, Las Garcitas, Charatas, Basail, entre otras localidades. “Nuestro compromiso es retomar la construcción de más soluciones habitacionales, es esta la forma que tenemos para volver a dinamizar el mercado de la construcción y el empleo”, aseveró el funcionario y remarcó que se pondrá especial énfasis en el cuidado de todos los trabajadores.

Obras públicas y privadas para reactivar la construcción

La primera obra recorrida por Capitanich fue el edificio Mapic, ubicado en Saavedra 762 de Resistencia, que tiene una inversión aproximada de 2 millones de dólares. La obra en la que trabajan 35 obreros, consta de nueve pisos con un total de 36 departamentos, cuatro por piso. Además, cuenta con estacionamiento en planta baja y entrepiso y un local comercial.

Alejandro Salgado, representante de la empresa Mapic, expresó la satisfacción que significa poder reactivar la obra, pero a la vez destacó el gran compromiso que deberán tener. Aseguró que se implementarán todas las medidas de seguridad como barbijo y gafas, limpieza de manos frecuentes, turnos de desafección de ropa y de herramientas e ingreso escalonado a la obra.

Salgado comentó que la obra cuenta con 25 obreros y 15 profesionales del subcontratista, los cuales recibieron el sueldo completo, a pesar de que la obra estaba parada. La finalización de la construcción estaba prevista para fin de año, tiempo que se extenderá; “fue un golpe a las aspiraciones pero todavía es posible porque habrá apoyo crediticio para capital de trabajo así que creemos que todavía es posible cumplir nuestra meta”, expresó.

Luego, el gobernador se trasladó a las afueras de Resistencia, en la zona conocida como Chacra 100, donde reactivó la obra pública con el recorrido de obras de 25 viviendas, que el lunes tendrá a 37 obreros trabajando en el lugar. De estas 25 viviendas, 13 fueron entregadas en diciembre del año pasado, y otras 9 se encuentran próximas a finalizarse y ser entregadas. En cuanto a las 3 restantes, se está condicionando el terreno donde serán emplazadas. Esta obra pública tiene una inversión que alcanza los 16,5 millones de pesos.

Finalizando la mañana, el gobernador se trasladó al Parque Autódromo donde unos 88 obreros construyen 62 viviendas contempladas en el programa federal de Urbanización de Villa y Asentamientos. Vale aclarar que 32 de las 60 viviendas ya fueron entregadas el año pasado. El proyecto cuenta con una inversión total de 46,4 millones de pesos. Dicho monto es financiado a través de aportes nacional y provinciales, e incluye obras complementarias como calles, veredas, desagües, redes eléctricas y de agua potable, alumbrado público, entre otras.

Acompañaron al gobernador el ministro de Infraestructura y Obra Pública, Juan Manuel Carrera; el presidente del Instituto Provincial de Desarrollo Urbano y Vivienda (IPDUV) Diego Arévalo; Jorge Velazco y Roberto Medina por la Unión Obrera de la Construcción de Argentina (UOCRA); el representante de la empresa Mapic Alejandro Salgado y por la Cámara de la Construcción Carlos Meza.

Dinamizar la economía y recuperar el empleo

El representante UOCRA Chaco celebró que se puedan retomar las actividades en las obras y destacó como simbólico que la reactivación sea el mismo día que se celebra el día del trabajador de la construcción. Remarcó como necesario ya que es un sector que fue muy castigado durante los cuatros años anteriores, donde se perdieron el 50 por ciento de los puestos de trabajo.

Comentó que desde la Unión Obrera realizaron un protocolo de medidas de prevención para poder trabajar de manera segura. “Seguramente será un poco más incómodo, pero tenemos que adaptarnos a la nueva época”, consideró.

En la oportunidad, uno de los obreros de las viviendas de Techo Digo valoró la reactivación de las obras: “volver a trabajar tiene un alto significado para nosotros. Estuvimos mucho tiempo sin poder hacerlo y ahora podemos volver a llevar un plato de comida a nuestras familias”.

Gestión de fondos para continuar las obras

“Desde el gobierno estamos muy preocupados ya que la debacle en la industria de la construcción llegó a un nivel de inactividad que generó desempleo en muchas y muchos trabajadores de la construcción”, lamentó el mandatario. Así señaló que la Provincia trabaja en renegociaciones contractuales para finalizar el máximo de viviendas posibles.

Capitanich explicó que el Fondo Nacional de la Vivienda es financiado a través del impuesto al combustible, sector que sufrió también una caída en su demanda, lo que implica una reducción en la transferencia de recursos, ya que se esperaba que la recaudación de abril alcanzara los 100 millones de pesos, y ahora se estima que llegará a los 37 millones de pesos.

Brindando más detalles de la obra pública provincial, Capitanich informó que la obra del segundo acueducto del interior cuenta con 50 obreros trabajando, los cuales deben aumentar a 200 trabajadores en los próximos 30 días, hasta llegar a 400 de forma paulatina para agosto.

Solo en Resistencia hay 25 edificios en construcción, lo que hace a un total de 900 departamentos que estarían finalizados en el plazo de 14 meses, y los que generan 2.000 puestos de trabajo formales.

En esta primera etapa que arranca el próximo lunes, y a fin de cumplimentar el protocolo sanitario y de seguridad laboral el gobierno provincial habilitará a un grupo de 364 obreros del sector privado, en Resistencia. En este sentido el gobernador explicó que las habilitaciones serán graduales y cuidando la salud de los trabajadores hasta que los 2000 vuelvan a sus puestos de trabajo.