NOTICIAS

SALUD BRINDÓ CONSEJOS Y RECOMENDACIONES PARA PREVENIR EL COVID-19 EN LAS PYMES

A través de su Dirección de Epidemiología, el Ministerio de Salud Pública del Chaco acerca consejos para el cuidado y la prevención del coronavirus a trabajadores de pequeñas y medianas empresas.

El Ministerio de Salud Pública de la Provincia del Chaco brindó recomendaciones a pequeñas y medianas empresas (Pymes) en el marco de la emergencia sanitaria por coronavirus. Por Resolución Ministerial N° 715, desde la Dirección de Epidemiología de la Provincia compartieron algunos cuidados y medidas preventivas a tener en cuenta para evitar la circulación del virus COVID-19.

Es muy importante que los trabajadores en su actividad cotidiana respeten lo siguiente: mantener en todo momento más de 2 metros de distancia entre sí; no compartir objetos (biromes, otros elementos habituales); no compartir utensilios ni mate (utilizar un equipo individual); circular con tapaboca en todo momento; lavarse frecuentemente las manos, de acuerdo a las normas de bioseguridad del protocolo por coronavirus; cubrirse la nariz y la boca con el pliegue interno del codo o usar un pañuelo descartable al toser o estornudar; manejo adecuado del ambiente y de los residuos patológicos; no utilizar celulares en el entorno.

Puntualmente, sobre el uso de celulares se aconseja utilizarlo sólo en áreas de descanso o comunes y luego realizar una desinfección de los mismos al ingreso y antes de terminar la jornada laboral con amonio cuaternario o alcohol al 70%.

Además, también se deben cumplir con los siguientes cuidados: definición de áreas de espera específicas si la actividad de la empresa lo requiera; en la medida de lo posible, deberá reducirse la cantidad de personal de manera tal que puedan ser respetadas las medidas de seguridad y cubiertas las necesidades de atención; no realizar reuniones presenciales en general y de tener que hacerlo, disponer de un salón con las dimensiones adecuadas para mantener distancia de seguridad (se recomienda el uso de medios electrónicos para establecer reuniones: skype, video llamadas por whatsapp, o similares); los ambientes deben ser adecuadamente ventilados e higienizados.

Higiene de manos

La limpieza de manos es considerada una de las medidas principales y más económicas para la prevención del COVID-19. Es importante higienizarse las manos frecuentemente, sobre todo: antes y después de manipular basura o desperdicios; antes y después de comer, manipular alimentos y/o amamantar; luego de haber tocado superficies públicas: mostradores, pasamanos, picaportes, barandas, etcétera; después de manipular dinero, llaves, animales, etcétera; después de ir al baño o de cambiar pañales.

Es recomendable aplicar un método adecuado para el lavado de manos con agua y jabón. Para reducir eficazmente el desarrollo de microorganismos en las manos, el lavado de manos debe durar al menos 40–60 segundos.

Productos de uso común para combatir al COVID-19

El coronavirus tiene membranas proteínicas y grasas (lípidos). El palmitato de sodio, el elemento básico de cualquier detergente y jabón, disuelve la membrana grasa y el virus se vuelve inactivo.

Es importante al momento de usar un desinfectante: chequear fecha de vencimiento; usarlo según las instrucciones del fabricante, su uso indebido puede resultar en menor o falta de efectividad o puede ser peligroso; no diluir salvo indicación del fabricante; no mezclar productos entre sí salvo indicación del fabricante.

En cuanto a los puntos clave al realizar el procedimiento de limpieza son los siguientes: usar guantes de limpieza habitual; lavarse las manos con agua y jabón luego de terminar la limpieza; evitar salpicaduras en el rostro; se sugiere evitar el uso de las formulaciones en spray debido a que, si el mismo se aplica en forma directa sobre una superficie, puede no tener acceso a las zonas más contaminadas; en caso de usar spray, debe realizarse aplicando el mismo sobre papel descartable, realizar limpieza y arrastre, y tirar el papel; para evitar accidentes guardar productos en su envase original o debidamente rotulado en un lugar seguro, debidamente aislado de otros productos con los que se puedan confundir por su forma (sobre todo alimenticios); mientras esté limpiando o utilizando productos de limpieza en casa o lugar de trabajo, no deje nunca sus recipientes desatendidos en presencia de un niño/a pequeño; no ingerir.

Otras recomendaciones a respetar para la limpieza: las toallas, repasadores, manteles, servilletas, etcétera, se recomienda que sean lavadas con jabones o detergentes habituales y sea secada completamente para volver a utilizarla; los cubiertos, vasos, platos y demás utensilios que no sean descartables se lavarán con agua caliente y detergente habitual.

Las superficies que se tocan con frecuencia, las superficies del baño y el inodoro deben ser limpiadas y desinfectadas diariamente con un desinfectante doméstico que contenga lavandina diluida (una parte de lavandina doméstica al 5% en 50 partes de agua) preparado el mismo día que se va a utilizar; en el caso de superficies que no sean aptas para la limpieza con soluciones de agua con detergentes o lavandina, como teléfonos celulares y teclados de computadoras entre otros, y de ser aptos a limpieza con alcohol, utilizar solución alcohólica al 70% o de lo contrario utilizar productos aptos para ese fin.