NOTICIAS

CHACO SE UNE A LA SEMANA POR LOS DERECHOS A UN PARTO RESPETADO

"Mi decisión debe ser respetada", es el lema de la semana de concientización de este año, que será del 17 al 23 de mayo en todo el mundo. La provincia trabaja aplicando las normas establecidas por organismos internacionales, garantizando la bioseguridad de las embarazadas durante la pandemia y junto a un gran equipo de médicos, médicas y obstetras para lograr un mejor cuidado materno-infantil.

El término "parto respetado" o "parto humanizado" hace referencia a los derechos de las madres, niñas y niños y de sus familias en el momento del nacimiento. Además promueve el respeto a las particularidades de cada familia, acompañándola a través de la toma de decisiones seguras e informadas, con el objetivo de que el nacimiento vuelva a ser considerado un proceso natural, en el que la madre y el bebé sean los verdaderos protagonistas. Este año la conmemoración será en la semana del 17 al 23 de mayo, bajo el lema: “mi decisión debe ser respetada”. 

 

Viviana Verbeek es licenciada en obstetricia y coordinadora del Consultorio PIM (Preparación Integral para la Maternidad) que se encuentra en el Hospital “Dr. Julio C. Perrando” en la ciudad de Resistencia. En sus palabras, “es importante destacar que la provincia trabaja respetando la ley del parto respetado, atendiendo a las embarazadas, aplicando todas las normas de bioseguridad y trabajando en equipo, médicos, obstetras y todo el personal del servicio para lograr el mejor resultado materno-infantil”. 

 

Respecto a las garantías que brinda la provincia en la atención perinatal, Verbeek asegura: “Los partos se realizan en maternidades seguras, cumpliendo las normas de los C.O.N.E.S. (Centro Obstétrico Neonatal Esencial), ya que contamos con quirófano, anestesista, neonatología y banco de sangre, ofreciendo de esta manera una mayor calidad de atención”. 

 

Derechos que se recuerdan y conmemoran en la semana 

 

Las madres tienen derecho: 

*A un parto respetuoso de los tiempos biológicos y psicológicos, evitando prácticas invasivas y suministro de medicación que no estén justificados;

*A ser informada sobre las diferentes intervenciones médicas;

*A participar activamente a las decisiones como elegir el lugar y la forma en la que va a transitar su trabajo de parto (deambular, posición, acompañamiento), donde el equipo de salud deberán respetar tal decisión, siempre y cuando esta no comprometa la salud de la madre e hijo;

*A ser considerada como persona sana, y permitirle su participación como protagonista de su propio parto;

*A ser informada sobre la evolución de su parto y el estado de su hijo/a;

*A estar acompañada de una persona que ella elija en el trabajo de parto/parto y posparto;

*A tener a su lado a su hijo/a durante la estadía en el establecimiento , siempre que el bebé no requiera de cuidados especiales;

*A ser informada, desde el embarazo, sobre los beneficios de la lactancia materna y recibir apoyo para amamantar;

*A recibir asesoramiento e información sobre los cuidados de sí misma y del bebé;

*A ser informada específicamente sobre los efectos que produce el tabaco, el alcohol y las drogas sobre su bebé y ella misma.

 

Respecto al niño o la niña 

Tienen derechos:        

*A ser tratados y tratadas en forma respetuosa y digna;

*A su inequívoca identificación;

*A la internación conjunta con su madre en sala.

*A que sus padres y/o madres reciban adecuado asesoramiento e información sobre los cuidados para su crecimiento y desarrollo, así como de su plan de vacunación.