NOTICIAS

DESARROLLO TERRITORIAL Y AMBIENTE Y VECINOS DE MIRAFLORES DAN UN PASO FUNDAMENTAL EN LA REGULARIZACIÓN DOMINIAL DE SUS HOGARES

Continuando con el compromiso asumido por la gestión del gobierno provincial, de brindar a la población un acceso a la tierra digno y de forma equitativa, la Secretaría de Desarrollo Territorial y Ambiente entregó el certificado RUBH de sus lotes a 178 familias de Miraflores.

Los beneficiados son los vecinos del Lote 93 de la localidad que ahora, y gracias al certificado obtenido, podrán tramitar ante las empresas de servicios básicos conexiones de servicios seguras y de calidad para sus hogares. Además, de esta manera se encaminan en el proceso de regularización dominial que busca que accedan al título de propiedad de su vivienda. Próximamente se continuará con la entrega de los certificados de más de 400 familias que habitan el Lote 94.

De esta manera concluye la primera etapa de un trabajo que la cartera lleva adelante desde septiembre de este año, cuando se iniciaron los procesos de relevamiento del Registro Único de Beneficiarios del Hábitat (RUBH); y en articulación con la empresa de servicios SECHEEP, se ejecutaron acciones para la regularización del servicio de energía de los pobladores de los lotes mencionados.

Cabe recordar que el certificado RUBH no otorga derechos posesorios sobre el lote en cuestión, lo que significa que las familias no pueden alquilar, vender, permutar o donar el inmueble; pero si los reconoce en el lugar que habitan, proporciona una dirección física y los habilita para realizar trámites ante las empresas de servicios.

Al respecto, el subsecretario de Ordenamiento Territorial, Alan Strusiat, quien participó junto a los pobladores y el intendente Jorge Frank de la entrega, explicó que este certificado garantiza en un marco legal a las personas que fueron censadas de recibir los servicios esenciales como luz y agua, de manera ordenada; para “acceder a un servicio de calidad, dejando de lado la precariedad y obtener una certificación de hábitat de un lugar, teniendo las boletas de pago a su nombre”.

“El RUBH no es un título de propiedad, pero efectiviza y enmarca a una persona que habita un lugar determinado, ingresándola en una base de datos. No significa que con eso tiene posibilidad de alquilar, vender o permutar, eso solamente se hace con el dominio de la propiedad”, aclaró el subsecretario.

“Este censo es el punto de partida para efectuar el proceso de ordenamiento territorial y posterior regularización dominial, que es un paso futuro a ejecutar junto con la Dirección de Catastro municipal y provincial”, concluyó el funcionario.