NOTICIAS

LA SECRETARÍA DE DERECHOS HUMANOS Y GÉNEROS PARTICIPA DEL NUEVO PLAN CONTRA EL RACISMO Y LA DISCRIMINACIÓN

La propuesta que será presentada tiene como objetivo brindar a la población una serie de herramientas que ayuden a comprender, visibilizar y trabajar sobre el escenario en los que se desarrollen situaciones violentas y de xenofobia, teniendo a la ciudadanía como actor clave y principal.

Con una marcada participación de la Secretaría de Derechos Humanos y Géneros, el lunes 11 de octubre, a las 18, en el salón Auditorio de la Casa de las Culturas, se realizará la presentación de la nueva propuesta para la construcción colectiva del Plan Provincial contra el racismo y la discriminación.

La iniciativa es llevada a cabo, además de la mencionada Secretaría, por diferentes organismos estatales como el Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología y el Instituto de Cultura; así como la Fundación Napalpí, el Comité Provincial de Prevención de la Tortura del Chaco y el Instituto Nacional contra la Discriminación, Xenofobia y el Racismo (Inadi).

Teniendo en cuenta la riqueza en cuanto a diversidad cultural y étnica que sobre la provincia subyace, desde la Secretaría de Derechos Humanos y Géneros de la Provincia del Chaco se encuentran trabajando en una nueva iniciativa de lucha contra el racismo y la xenofobia, la cual tendrá como ejes principales la participación integral del Estado y la cooperación de la ciudadanía que busque involucrarse.

La propuesta repara en el hecho de que para luchar contra la discriminación y el racismo es fundamental que se pueda ver como protagonistas activos en los procesos de cambio, de manera conjunta y comunitaria, en la construcción colectiva de la identidad diversa, atravesada por múltiples interseccionalidades. Comprender que Chaco en sí misma es una provincia Qom, Moqoit, Wichi, afrodescendiente, gordx, trans, diversa, privada de su libertad: una conjugación donde cada unx somos TODXS, señalaron desde la Secretaría.

Si bien los marcos legales se fundan en un principio de igualdad, la práctica demuestra que determinados grupos de personas, por motivos diversos, no tienen acceso a la justicia o, en todo caso, no lo tienen en pie de igualdad con el resto de la población especialmente las mujeres, las personas con discapacidad y las minorías étnicas, religiosas y lingüísticas, así como las personas que padecen la pobreza extrema o los indígenas y pueblos autóctonos.

Es por esto que, por medio de variadas herramientas, como charlas, conversatorios, talleres, etcétera; se brindará a la ciudadanía una serie de instrumentos que le permitan identificar y actuar sobre este tipo de situaciones de vulneración de derechos.

 

La convocatoria

Para avanzar en la propuesta y en la actualización del plan, tanto la Secretaria de DDHH y Géneros, como la Fundación Napalpí, el Comité Provincial de Prevención de la Tortura del Chaco, el INADI, el Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología y el Instituto de Cultura, invitan y convocan a todas las organizaciones sociales, políticas, culturales, deportivas y público en general a que trabajen para erradicar las prácticas discriminatorias en cualquiera de sus formas, acercándose este lunes 11 a conocer este proyecto para poder trabajar en la ejecución de las políticas públicas, entendiendo que solo las acciones articuladas entre Estado y sociedad tendrán resultados concretos, ya que las y los protagonistas en nuestro Gobierno de puertas abiertas son las personas que integran los grupos sociales históricamente discriminados y violentados, mayorías que fueron minorizadas e invisivilizadas.

Reconocer y abordar el racismo es una necesidad urgente para poder empezar a hablar de justicia racial y reparaciones para los/las afrodescendientes, los sectores populares, los pueblos originarios, la comunidad LGBTIQ+, privadxs de libertad, y otras diversidades.

Las luchas de los sectores que sufren discriminación se intensifican y el Estado tiene el desafío de poder revertir muchos años de colonización, y la sociedad chaqueña no puede ni debe mantenerse al margen y es por eso el llamado a participar en esta propuesta en pos de construir colectivamente una sociedad más justa, libre de discriminaciones y violencias.